Te comparto aquí la entrevista que me hicieron sobre menopausia consciente para la Revista CuerpoMente:

«No siempre experimentamos todas las señales que se han asociado con la menopausia»

Después de acompañar profesionalmente a las mujeres en el embarazo, el parto y la crianza durante más de una década, Mónica Manso ha publicado un libro donde pone ahora su conocimiento y su propia experiencia a disposición de aquellas mujeres que deseen vivir una menopausia consciente.

Si nos dicen menopausia, sistemáticamente nuestro cerebro nos envía la siguiente información: falta de regla, sofocos, aumento de peso, sequedad vaginal, relaciones sexuales dolorosas… Esto en el mejor de los casos, porque sentirse “menos mujer” es otro gran clásico. Sin embargo, Mónica Manso, terapeuta especializada en las etapas vitales femeninas, recoge en su libro La menopausia consciente. Autoconocimiento y plenitud a partir de los 40 años (Integral) una serie de prácticas que nos ayudarán a vivirla con bienestar.

 

Reconciliarnos con esta etapa de nuestra vida sexual es indispensable, porque “está llena de tesoros” que tan solo hay que saber identificar. Con los ejercicios de autoconocimiento, los consejos de alimentación y de estilo de vida, así como con la información y los relatos de otras mujeres que la autora recoge en su obra, este proceso de autodescubrimiento será mucho más sencillo.

De su libro se desprende un mensaje claro: la menopausia no es tan negativa como muchos y muchas creen. Pero, ¿realmente se puede hablar de ventajas de la menopausia? «Sí, claro, aunque no sé si lo plantearía como ventajas. La menopausia es consecuencia de la evolución que hacemos como personas en el proceso de envejecimiento. Es una parte más del cambio», me cuenta Mónica Manso.

–Entonces…
–Entonces yo hablaría de las ventajas que supone hacernos mayores, que implica que tenemos mucha más sabiduría, mucha más experiencia acumulada. Somos mujeres más sabias. Además, el hecho de no sangrar cada mes también hace que dispongamos de más energía.

 

También es una etapa en la que volvemos a poner el foco en nosotras. Si hemos tenido hijos o hijas, estos ya son mayores, y volvemos a tener más tiempo para atender nuestras necesidades. Es el último periodo de nuestra vida en el que podemos decidir qué queremos hacer con ella. Si nos ha quedado algún sueño por cumplir, ahora es el momento.

 

–¿Somos más libres?
–Por supuesto, cuanto más mayores nos hacemos, menos importancia le damos a las cosas porque sabemos que todo es relativo, y desde ahí ganamos en esta libertad interna. Si sabemos que no hay que darle tanta importancia a las cosas, que todo depende del prisma con que se mire una situación, esto nos permite ser más libres para hacer lo que realmente deseamos.

–Pero los sofocos, los cambios hormonales, la sequedad vaginal… Todo eso es real.
–Sí, hay muchas señales que se han asociado con la menopausia, pero realmente no todas las mujeres las experimentamos todas, o sea, hay quienes solo manifestamos alguna de ellas y no al mismo tiempo. Por ejemplo, unas pueden tener sofocos y algunas irregularidades en el sueño y otras pueden no tener sofocos -como es mi caso- y sí sentir cómo la vagina no está tan húmeda como antes.

Hay quienes tienen más dispersión mental, cambios de humor…, pero esto también forma parte del propio proceso de cambio y evolución de las mujeres.

–Llamas señales a lo que se conoce como síntomas.
–Sí, porque la palabra ‘señal’ te está advirtiendo que algo pasa y tienes que hacerte cargo de ello, es una llamada a la acción hacia ti.

La palabra síntoma, en cambio, te desempodera porque está asociada totalmente a ‘enfermedad’. Hazte cargo de tus señales, indaga si a nivel emocional si hay alguna información que te están trayendo y también consulta con los diferentes profesionales las posibles soluciones hasta dar con aquello que se ajusta a ti como un guante.

Por ejemplo, para la sequedad vaginal y la pérdida de libido hay un trabajo muy bueno con el suelo pélvico que se puede hacer para ganar elasticidad. Si tú te haces cargo de tus señales, investigas a fondo, lees sobre el tema y consultas diferentes profesionales, tarde o temprano encuentras la mejor solución para ti.

–En el libro hablas del climaterio y de la necesidad de reivindicar su poder, ¿por qué?
–Porque es una etapa desconocida y saber de ella nos permite llegar mejor a la menopausia. En realidad, comienza a partir de los 40-45 años, depende de cada mujer, y es muy necesario saber que ya desde entonces el cuerpo empieza a vivir un cambio hormonal que puede provocar cierto desequilibrio en tu cuerpo-mente para que tú lo atiendas.

Entender que estamos en esta etapa del climaterio, o perimenopausia, nos ayuda a extremar nuestra atención hacia las señales que se manifiestan. Ello nos ayuda a hacer los ajustes necesarios en nuestro estilo de vida, para poder llegar mejor a la menopausia.

–¿Por qué crees que se vive con tanta negatividad esta etapa?  ¿Debemos prepararnos de alguna forma especial para este momento? ¿Cuáles dirías que son las claves para vivir una menopausia “feliz”? 

Lee la entrevsita completa en el artículo de la revista Cuerpomente

 

Cuando hablamos de menopausia, se habla mucho de la bajada de los niveles de estrógenos pero… ¿Sabes lo que sucede con la progesterona durante la pre y menopausia?

¿Qué hace la progesterona en nuestro cuerpo?

La progesterona es la hormona encargada de preparar nuestro útero para el embarazo en nuestros años de ciclicidad menstrual. Cuando no hay fecundación, baja en picado el nivel de progesterona y hace que se desprenda la pared del endometrio del útero y entonces se produce el sangrado menstrual.

A nivel cerebral es la encargada de producir sensaciones de tranquilidad además de tener efectos sedantes, ansiolíticos y favorecedores del sueño.

¿Cuáles sons las señales de niveles bajos de progesterona en la pre o menopausia?

Por ello durante la pre o en la menopausia las señales más comunes de niveles bajos de progesterona son:

  • Migraña o dolor de cabeza
  • Sensaciones parecidas a las del síndrome premenstrual
  • Ciclos más cortos y/o más abundantes
  • Ansiedad
  • Irritabilidad
  • Cambios de humor
  • Depresión
  • Incremento de peso
  • Dificultad para dormir 
  • Pérdida de deseo sexual

En muchas ocasiones, los primeros cambios que podemos experimentar durante la perimenopausia son debidos principalmente a la disminución de los niveles de progesterona, no de estrógeno. 

Es importante que sepas que tu cuerpo está diseñado para que los niveles de estrógenos y progesterona se equilibren mutuamente. En cada mujer este proceso de equilibrio-desequilibrio es único. 

Por ello es muy importante conocer a través de analíticas especializadas cuales son tus niveles de cada hormona para que tu médica, endocrinóloga o nutricionista de confianza sepa qué tratamiento, suplementación alimenticia o fitoterapia es la que mejor se adecua a ti y a tu cuerpo momento a momento.

Toda esta información y mucha más relativa al proceso hormonal, la alimentación amiga de la menopausia y los cambios en el estilo de vida necesarios, está recogida en el libro “La Menopausia Consciente” publicado por RBA libros.

menopausia y progesterona

Si ya lo tienes en tu manos o lo has leído, puedes dejar tu reseña en los comentarios, mandarme fotos, regalarlo…

Me hace muy feliz conoceros y que me compartáis también.

Gracias por ser parte de esta hermosa aventura de elevar la menopausia a una etapa empoderadora y llena de tesoros.

Con Amor

Mónica Manso

 

Si quieres conocer mejor la etapa del climaterio y la menopausia, en este video verás el diálogo ofrecido entre Mónica Manso, autora del libro «La menopausia consciente» publicado por  la editrial RBA y Carolina Ackermann autora de la agenda anual «Mujer Sin Reglas» 2022.

Conversamos sobre los temas que más nos ocupan a las mujeres climatéricas y menopáusicas y a través de él te llevas diferentes opciones de bienestar, salud y gozo que entre las dos te propondremos.

¡Te animo a tomarte un ratito para ti y verlo, o escucharlo!

Y si te apetece contarme en comentarios, ¡soy toda oídos!

Con Amor,

Mónica Manso

 

 

Según muchos estudios antropológicos, como por ejemplo los de Marija Gimbutas sobre el culto a la diosa,que puedes encontrar en su libros “Diosas y Dioses de la vieja Europa” o “El lenguaje de la Diosa”, revelan cómo infinidad de culturas desde el paleolítico e incluso anteriores aprendieron a través de la observación de la luna sobre los ritmos de la tierra, los ciclos de vida y fertilidad del reino animal y vegetal y descubrieron también que el ciclo menstrual de la mujer estaba asociado a ella, otorgándole por ello poderes mágicos a la menstruación y elevando a la luna a la categoría de diosa.

Este tipo de conocimiento que poco a poco fue relegado al olvido con la aparición y el avance de la cultura patriarcal, volvió a resurgir con fuerza con el movimiento del despertar de lo femenino y el culto a la diosa en los años 70 y ha llegado hasta nuestros días donde podemos decir que, gracias a las nuevas tecnologías, se ha expandido de manera exponencial por todo el mundo. 

En la red se encuentran hoy en día miles de mujeres, terapeutas y educadoras que enseñan cómo observar nuestro ciclo menstrual en combinación con la luna para ganar un mayor conocimiento sobre nosotras mismas y sobre la optimización de nuestra propia energía vital.

Cómo conectar con la luna y sus fases

Observar y conectar conscientemente con la luna y sus fases se puede convertir en una fuente de sabiduría para vivir más en consonancia con tu propio ciclo interno y  los de la naturaleza.

Muchas culturas ancestrales han asociado las diferentes fases de la luna a:

La luna creciente

Se asocia con la energía de iniciar  y planificar (nuevos proyectos, alcanzar objetivos y realizar gran parte de lo que nos propongamos. ) Se asocia al arquetipo de ‘la doncella’: vivaz, dinámica, libre, que se desenvuelve con soltura y sensualidad en el mundo.

La luna llena

Momento expansivo y de estar orientadas hacia el exterior, ofreciendo nuestra luz como lo hace la luna. Cuidar las relaciones y nutrir, cuidar y escuchar tanto a los demás como a nosotras mismas y a nuestras creaciones y proyectos.  Se asocia con  el Arquetipo de la Madre cósmica, la que abraza con compasión todas las realidades del mundo.

La luna menguante

Empezamos a sentirnos introspectivas, y aparece la necesidad de estar a solas y revisar nuestro lugar en el mundo y de soltar lo que no nos corresponde.  Es una fase muy intuitiva y creativa. Se asocia con el Arquetipo de la Chamana la que es libre, salvaje, intuitiva y conoce los misterios del mundo. Nos invita a conectar con la mujer salvaje que habita en nuestro interior enterrada por capas y capas de domesticación patriarcal.

La luna nueva

Nos invita con su oscuridad a ir hacia dentro (hacia nuestra propia cueva), descansar y cuidarnos y regenerarnos. Si nos lo permitimos escuchamos a la mujer sabia que habita en nuestro interior. Nos encontramos muy cerca de estados meditativos, abiertas a los mensajes de nuestra sabiduría profunda que nos conecta con nuestra espiritualidad,  la misión de vida o de lo que necesita nuestra alma.  Se asocia con el Arquetipo de la Anciana sabia.

Retomando este conocimiento aquí, el hecho de sintonizar con las fases dela luna durante el climaterio y la menopausia, puede ayudarte a establecer los periodos de descanso, autocuidado, interiorización y renovación (luna decreciente y nueva) y los de acción, relación, expansión y nutrición (luna creciente y llena) lo que te ofrece también una guía para dirigir y equilibrar tu energía vital.

En el momento en el que tu sangre empieza su retirada tienes que ser muy consciente de dónde y cómo diriges esta energía vital porque tu salud va a depender de ello. El autocuidado, entendido como el tiempo que te otorgas para cuidarte al día, a la semana, al mes, es esencial. Permitirte espacios para parar, escucharte y descubrir lo que verdaderamente necesitas, no es un lujo, es una prioridad.

¿Qué es el diagrama lunar?

El diagrama lunar es una herramienta de autoconocimiento femenino muy utilizada dese hace años por muchas mujeres que menstrúan.  Es como un diario personal circular en el que a través de la escucha y observación de ti misma,   se deja cada día constancia de tu estado emocional, mental, corporal, energético y espiritual.   Con lo cual se profundiza en la conexión con una misma.

diagrama lunar en la menopausiaLas mujeres que tienen su menstruación, vinculan esta observación en relación a la fase del ciclo en la que se  encuentran y el ciclo lunar.  Yo te propongo aplicar esta observación en tu climaterio y menopausia y vincularla con el ciclo lunar.

Te permitirá sincronizarte con la luna e ir al compás de las energías de apertura (luna creciente y llena) o interiorización (luna menguante y nueva) de ésta, además de observar si hay algún patrón tuyo que se repite mes a mes en relación a ella

Puedo asegurarte que si lo sigues durante al menos tres meses seguidos, se puede convertir en una gran ayuda para conocerte mejor y guiarte por este entramado emocional y biológico que te proponen tus hormonas durante el climaterio y la menopausia.

Cómo crear tu diagrama lunar en la menopausia

Si miras en internet, encontrarás variadas y diferentes versiones del diagrama pero todas coinciden en lo mismo: es un registro de tu estado emocional, mental, físico y espiritual durante un ciclo lunar (y menstrual).

Puedes descargarte  AQUÍ  la versión del diagrama lunar para la menopausia que yo te propongo.  Incluye el diagrama mensual de enero a diciembre del 2021 con sus correspondientes lunas.

Para explicar cómo rellenarlo, nos vamos a basar en un ejemplo creado para el mes de enero del año 2021, tal y como se muestra en la imagen:

 

Diagrama Lunar Menopausi

 

Pasos para cumplimentar el diagrama lunar en la menopausia

 

Primer paso:

El círculo más grande exterior representa los 30-31 días que tiene un mes. Nuestro ejemplo lo vamos a basar en el mes de Enero del 2021. Supongamos que uno de mis objetivos para este año es completar durante 6 meses mi diagrama lunar. 

Segundo paso:

En el siguiente círculo de la rueda, se trataría de dibujar la luna llena, cuarto menguante, luna nueva y cuarto creciente correspondiente al mes en curso. En el ejemplo de enero del 2021 se correspondería con el día 6 el cuarto menguante, día 13 luna nueva, día 20 el cuarto creciente, y el 28 luna llena, Así podrás orientarte en qué fase lunar estás y las energías que la acompañan.  En el diagrama que  he confeccionado para ti tienes las lunas ya integradas para cada mes.  Te lo puedes descargar aquí

Tercer paso:

Ahora es el momento de reflejar tu estado emocional, corporal, mental y espiritual. 

En la parte interna del círculo correspondiente a cada día elegirás un color que represente tu día, hazlo intuitivamente, sin pensarlo demasiado. (de esta manera conformarás un mandala del mes).

En la parte externa del círculo correspondiente a cada día, reflejarás tu estado emocional, físico mental y espiritual. Te puede ayudar responder a las siguientes preguntas:

 

A nivel emocional:

  • ¿Sientes que prefieres estar a solas o en comunidad?
  • ¿Cúal es la emoción que predomina? (alegría, tristeza, miedo, ira) 
  • ¿Sientes más ganas de cuidar de los demás o de ti?
  • ¿Cómo te sientes en relación a tu autoestima? Te juzgas, te comparas, te sientes a gusto, te aceptas…

 

A nivel corporal:

  • Cómo está tu nivel de energía (energética, vital, al 50%, débil, cansada, agotada…) 
  • ¿Cómo está tu nivel de estress? (alto, medio, bajo)
  • ¿Cómo está tu nivel de líbido?(alta, medio, baja, cero)
  • ¿Cómo sientes la calidad de tu sueño? (bien, regular , mal, fatal)
  • ¿Cómo es la intensidad de tus sofocos? (si los tienes)
  • ¿Tienes dolores musculares, de huesos de cabeza?
  • ¿Cómo es tu apetito? (voraz,comes menos, prefieres dulce o salado…) 

 

A nivel mental:

  • ¿Te sientes con capacidad de concentración, planificación o dispersión?
  • ¿Cómo está tu pensamiento?  Es claro, obsesivo, creativo
  • ¿Te cuesta expresarte o te sale la voz con fluidez?

A nivel espiritual:

  • ¿Te sientes en conexión contigo misma?
  • ¿Te sientes en conexión con aquello que te trasciende? (dios, la vida, el universo…)
  • ¿Tienes sueños recurrentes o con algún mensaje?
  • ¿Sientes que aparecen sincronías (casualidades) a tu alrededor?
  • ¿Te sientes intuitiva o perceptiva?

 

Este sería un ejemplo cumplimentado durante unos días.

DIAGRAMA LUNAR menopausia

 

Como puedes apreciar en el ejemplo, en la parte externa del círculo correspondiente a cada día no hay suficiente espacio para responder a todas las cuestiones, con lo que la idea es que reflejes lo que haya sido predominante en tu día, aquellas dos o tres aspectos que destacarías por encima de todo.   Lo ideal es que lo desarrolles y amplíes en un cuaderno complementario (a modo de diario). Si te decides por esta segunda opción, puede ser un espacio donde permitir fluir tu creatividad con dibujos, collages, poemas o lo que te apetezca en el momento. 

Cómo ves el registro del diagrama lunar en la menopausia (ya sea más sintético o ampliado) puede convertirse en un espacio íntimo y muy creativo.

diagrama lunar en la menopausiaYo pertenezco a la generación de mujeres que provenimos de la cultura analógica y por ello todavía conservamos muchas memorias de lo artesano y manual. No hay nada como escribir con las manos y volver a lo analógico para empezar a conectar con tu cerebro más primitivo y tu lado más creativo.

Te invito a que completes tu propio diagrama lunar en la menopausia al menos durante 3 meses seguidos, para poder despertar en ti la sensación de ser partícipe de tu autoconocimiento, autocuidado y por extensión de tu salud.

 

Puedes descargarte  AQUÍ  la versión del diagrama lunar en la menopausia que yo te propongo.  Incluye el diamagra mensual de enero a diciembre del 2021 con sus correspondientes lunas.

Tienes ante ti una gran oportunidad de tomarte un tiempo para ti diariamente, observarte y conectar con un conocimiento ancestral para vivir acorde con tu verdadera naturaleza femenina y cíclica, además de sentirte mucho más sintonizada con los ciclos de la Madre Tierra.

Si te decides a utilizar el diagrama lunar, te animo a compartir en los comentarios de debajo tu experiencia a través de los comentarios del blog  ya que con tu participación nos nutrimos todas de la variada experiencia de muchas mujeres alrededor del mundo.

Este artículo es un extracto de mi próximo libro sobre menopausia consciente que se publicará en otoño del 2021.

Con Amor,

Mónica Manso

Pasados los 40, es muy importante empezar a conectar con tu belleza interior, si no lo has hecho antes.  Como dice Javier Salinas, poeta amigo:

«Cuida tu belleza interior.
Cuídala mucho.
porque acabará siendo
el mundo en el que vivas.»

Cuando las mujeres acuden a mi consulta, vienen buscando una cosa: un espacio para sí mismas fuera de la vorágine del mundo que les permita ampliar su conciencia sobre el momento vital que están atravesando o sobre una situación que en muchas ocasiones las hace sufrir.

Al ampliar la conciencia, siempre se dan cuenta de ese juez interno que las está continuamente criticando y no les permite cultivar una mirada más amorosa hacia ellas mismas.

Para poder salir de este círculo vicioso y conectar con su “belleza interior” les propongo hacer el siguiente ejercicio:

✔️Toma libreta y papel y apunta lo siguiente: “La belleza interior para mí es….

✔️Antes de escribir cierra tus ojos, respira profundamente 3 veces, y trae a tu mente la imagen de una flor bonita. Toma conciencia de su color, su olor, su tacto y cómo te hace sentir, así te conectas con un espacio de belleza interior.

✔️A continuación piensa en alguien que para ti tenga una gran belleza interior. Puede ser alguien que conozcas o no, alguien de quien hayas leído, un personaje, una diosa…

✔️Cuando la tengas, permite que esta imagen se amplíe en tu mente y empieza a explorar qué es aquello que tiene esta persona que tú asocias con ‘belleza interior’. ¿Cuáles son sus cualidades, sus gestos, sus acciones?

✔️Ahora observa qué sientes estando en su presencia y dónde lo sientes en tu cuerpo. (Tal vez es una ligera sonrisa, una sensación de paz o calor en tu corazón…)

✔️A continuación, respira tres veces y abre los ojos.

✔️Escribe en tu hoja en una columna las cualidades que has reconocido en esta persona y al lado los sentimientos que te han llegado al estar en su presencia.

✔️Y concluye con una frase que diga “Todo lo que veo en ella también está en mí, es la ley del espejo.” Y respira esta afirmación.

Puedes decorar esta página como desees y volver a ella siempre que te sientas desconecta de tu belleza interior.

¿Te sientes conectada con tu belleza interior? Déjame tu sentir en los comentarios, así muchas otras mujeres pueden nutrirse también.

Con Amor,

Mónica Manso

¿Cómo te relacionas con tu suelo pélvico?

«El suelo pélvico es un espacio de autocuidado y autoafirmación de la mujer»

Estas palabras me las dijo la maravillosa Ana Escudero en la última sesión que tuve con ella y mi suelo pélvico. Me la recomendó mi ginecóloga ante la falta de lubricación que se fue apoderando de mi vagina después de 3 años de menopausia.

Después de dar muchas vueltas con este tema y probar diversas opciones, la apropiación de mi suelo pélvico y habitar este espacio desde otro lugar ha sido lo que me ha devuelto mi agüita sagrada.

Con Ana estoy aprendiendo a recolocar mi postura a través de ejercicios e hipopresivos para liberar la tensión que había acumulado en esta zona y en el diafragma y así poder devolverle la flexibilidad.

He aprendido también a realizar unos ejercicios de kegel muy gustosos que llenan de sangre y de vida mi vagina y en los que siento como el agua fluye de nuevo a este lugar sagrado.
Y a masajear mi útero y ovarios para habitarlos desde la mujer que ya no sangra.

👉Cuando no menstruamos es muy fácil olvidarnos de nuestro útero, ovarios, trompas… ya no sentimos el dolor al menstruar, ni molestias y la conciencia se aleja de este espacio. Nos olvidamos y este olvido es una pieza más en el puzle que compone la bajada de estrógenos, la pérdida de líbido, la sequedad vaginal…

🔻Así es que si resuenas, te recomiendo primero encontrar una fisio maravillosa, como Ana, (seguro que hay muchas en el mundo) para que te haga una valoración de tu suelo pélvico. Y a la vez te dediques un espacio al día para masajear y habitar tu vientre lo que te ayudará a recuperar la conciencia de tu matriz sagrada y el fluir de tus aguas.

Si resuenas y te apetece compartir tu experiencia en los comentarios, te leo encantada🥰

Con Amor 💗
Mónica Manso

Hoy te presento a la ashwagandha, y cómo puede ayudarte en tus etapas vitales femeninas, especialmente en la menopausia.

Es una planta medicinal originaria de la India, también conocida como “Withania somnífera” En la medicina ayurvédica se utiliza mucho ya que sus raíces y hojas sirven de apoyo contra el estrés y el insomnio ya que actúa como relajante muscular y permite conciliar un sueño profundo.

Yo la estoy empezando a tomar justamente para los trastornos de sueño debidos a la menopausia, aconsejada por mi acupuntora y ya os iré contando cómo funciona.

Según varios estudios científicos, estos son algunos de sus múltiples beneficios:

✔️Ayuda en el control del estrés y la ansiedad.( estabiliza la cantidad de cortisol ) por ello

✔️Ayuda a conciliar el sueño

✔️Mejora la memoria y atención ya que beneficia la sinapsis, es decir, la reconstrucción de la unión de células neuronales, regenerando el sistema nervioso central.

✔️Puede servir como antiinflamatorio (para los dolores relacionados con la osteoporosis y la artritis reumatoide) antibiótico y antioxidante.

✔️Refuerza el sistema inmune

✔️ Sirve como afrodisíaco. se emplea en casos de impotencia sexual o incluso infertilidad

Si te sientes atraída por la ashwagandha, Te animo a investigar más, y como siempre, a consultar con un profesional de la salud quieres probarla.

Con Amor

Mónica Manso

Si estás en tu maternidad y alrededor de los 40, el climaterio te puede estar rondando y cuanto antes lo asumas y lo observes, mucho más sensación de poder interior vas a desarrollar:

El climaterio es la etapa de la vida de la mujer que empieza alrededor de los 40-45 años (entre 6 y 8 años antes de la menopausia) y acaba alrededor de los 55, entre 2 y 6 años después de la última menstruación.

Las Señales que puedes percibir en ti y que te indican que el climaterio te está rondando:

🔻Bajadas y subidas en tu estado de ánimo durante todo el ciclo menstrual (más allá de la etapa premenstrual).

🔻Cambios en la periodicidad o intensidad de flujo en tu menstruación.

🔻Altibajos en tu líbido, descenso de las ganas de encontrarte con tu pareja a nivel sexual.

🔻Necesidad intensa de estar a solas, de que ‘te dejen todos en paz’

🔻Cuestionamiento profundo de tu vida.

🔻Sensación de calores tanto diurnos como nocturnos.

¿Qué puedes hacer si te ves reflejada?

🌹¡No te asustes! Empieza a informarte, a leer, a curiosear sobre el tema.

🌹 Busca espacios innegociables contigo misma para tu autocuidado y para conectar contigo, autobservar tu cuerpo y estar en soledad.

🌹 Ponte en forma si no lo estás. No hagas ejercicio ¡muévete! Busca la manera que más te guste para darle brío a tu cuerpo y empieza a desarrollar el hábito.

🌹 Comparte tus sentimientos con tus amigas de confianza y también con tu pareja e hijos (si los tienes).

¿Te has sentido reflejada en alguno de estos puntos? Si te apetece, puedes dejar tus comentarios, para que otras mujeres al leerlo puedan sentir resonancia y acompañamiento en el camino. ¡No estamos solas!
Gracias.

Con Amor 💗
Mónica Manso