Pasados los 40, es muy importante empezar a conectar con tu belleza interior, si no lo has hecho antes.  Como dice Javier Salinas, poeta amigo:

«Cuida tu belleza interior.
Cuídala mucho.
porque acabará siendo
el mundo en el que vivas.»

Cuando las mujeres acuden a mi consulta, vienen buscando una cosa: un espacio para sí mismas fuera de la vorágine del mundo que les permita ampliar su conciencia sobre el momento vital que están atravesando o sobre una situación que en muchas ocasiones las hace sufrir.

Al ampliar la conciencia, siempre se dan cuenta de ese juez interno que las está continuamente criticando y no les permite cultivar una mirada más amorosa hacia ellas mismas.

Para poder salir de este círculo vicioso y conectar con su “belleza interior” les propongo hacer el siguiente ejercicio:

✔️Toma libreta y papel y apunta lo siguiente: “La belleza interior para mí es….

✔️Antes de escribir cierra tus ojos, respira profundamente 3 veces, y trae a tu mente la imagen de una flor bonita. Toma conciencia de su color, su olor, su tacto y cómo te hace sentir, así te conectas con un espacio de belleza interior.

✔️A continuación piensa en alguien que para ti tenga una gran belleza interior. Puede ser alguien que conozcas o no, alguien de quien hayas leído, un personaje, una diosa…

✔️Cuando la tengas, permite que esta imagen se amplíe en tu mente y empieza a explorar qué es aquello que tiene esta persona que tú asocias con ‘belleza interior’. ¿Cuáles son sus cualidades, sus gestos, sus acciones?

✔️Ahora observa qué sientes estando en su presencia y dónde lo sientes en tu cuerpo. (Tal vez es una ligera sonrisa, una sensación de paz o calor en tu corazón…)

✔️A continuación, respira tres veces y abre los ojos.

✔️Escribe en tu hoja en una columna las cualidades que has reconocido en esta persona y al lado los sentimientos que te han llegado al estar en su presencia.

✔️Y concluye con una frase que diga “Todo lo que veo en ella también está en mí, es la ley del espejo.” Y respira esta afirmación.

Puedes decorar esta página como desees y volver a ella siempre que te sientas desconecta de tu belleza interior.

¿Te sientes conectada con tu belleza interior? Déjame tu sentir en los comentarios, así muchas otras mujeres pueden nutrirse también.

Con Amor,

Mónica Manso

Tener presentes los 4 elementos en mi día a día y poder conectar con ellos de una manera cotidiana, aún viviendo en la ciudad, está siendo muy sanador.

Estoy aprendiendo mucho en estos últimos meses sobre la medicina de los 4 elementos gracias a mi trabajo en el proyecto de Mujer Cíclica.

👉🏽Hoy te comparto cuatro sencillas prácticas o rituales que pueden ayudarte a entrar más en sintonía con los 4 elementos en tu vida diaria (basado y transmutado de uno escrito por Sophia Style):

🔥Para conectar con el fuego, que trae la medicina de la transformación, puedes encender una vela y nombrar en voz alta todo aquello que quieras que sea transformado en tu vida.

💦Para conectar con el agua, que te trae la medicina de la fluidez y la limpieza, toma un ducha conectando profundamente con el agua pidiendole que se lleve todo lo denso que puede haber en tu campo mental y energético.

🌬️Para conectar con el aire, que te trae la medicina de la ligereza, y el poder de elevarte con tu capacidad de soñar, enciende un incienso y conecta con el humo que se eleva mientras pones voz a tus sueños más profundos.

🌱Para conectar con la tierra, que te trae la medicina del sostén incondicional y la transmutación de la materia., puedes ir al parque más cercano o la naturaleza y estírate en la tierra sintiendo que le entregas a ella toda la ‘mierda’ que pueda haber en tu vida para que la transmute en nutrientes para ti.

¿Tienes alguna práctica o ritual preferida para conectar con los elementos? Te invito a compartirla en comentarios para nutrirnos todas.

Con Amor,
Mónica Manso

Hoy te presento a la ashwagandha, y cómo puede ayudarte en tus etapas vitales femeninas, especialmente en la menopausia.

Es una planta medicinal originaria de la India, también conocida como “Withania somnífera” En la medicina ayurvédica se utiliza mucho ya que sus raíces y hojas sirven de apoyo contra el estrés y el insomnio ya que actúa como relajante muscular y permite conciliar un sueño profundo.

Yo la estoy empezando a tomar justamente para los trastornos de sueño debidos a la menopausia, aconsejada por mi acupuntora y ya os iré contando cómo funciona.

Según varios estudios científicos, estos son algunos de sus múltiples beneficios:

✔️Ayuda en el control del estrés y la ansiedad.( estabiliza la cantidad de cortisol ) por ello

✔️Ayuda a conciliar el sueño

✔️Mejora la memoria y atención ya que beneficia la sinapsis, es decir, la reconstrucción de la unión de células neuronales, regenerando el sistema nervioso central.

✔️Puede servir como antiinflamatorio (para los dolores relacionados con la osteoporosis y la artritis reumatoide) antibiótico y antioxidante.

✔️Refuerza el sistema inmune

✔️ Sirve como afrodisíaco. se emplea en casos de impotencia sexual o incluso infertilidad

Si te sientes atraída por la ashwagandha, Te animo a investigar más, y como siempre, a consultar con un profesional de la salud quieres probarla.

Con Amor

Mónica Manso

Si estás en tu maternidad y alrededor de los 40, el climaterio te puede estar rondando y cuanto antes lo asumas y lo observes, mucho más sensación de poder interior vas a desarrollar:

El climaterio es la etapa de la vida de la mujer que empieza alrededor de los 40-45 años (entre 6 y 8 años antes de la menopausia) y acaba alrededor de los 55, entre 2 y 6 años después de la última menstruación.

Las Señales que puedes percibir en ti y que te indican que el climaterio te está rondando:

🔻Bajadas y subidas en tu estado de ánimo durante todo el ciclo menstrual (más allá de la etapa premenstrual).

🔻Cambios en la periodicidad o intensidad de flujo en tu menstruación.

🔻Altibajos en tu líbido, descenso de las ganas de encontrarte con tu pareja a nivel sexual.

🔻Necesidad intensa de estar a solas, de que ‘te dejen todos en paz’

🔻Cuestionamiento profundo de tu vida.

🔻Sensación de calores tanto diurnos como nocturnos.

¿Qué puedes hacer si te ves reflejada?

🌹¡No te asustes! Empieza a informarte, a leer, a curiosear sobre el tema.

🌹 Busca espacios innegociables contigo misma para tu autocuidado y para conectar contigo, autobservar tu cuerpo y estar en soledad.

🌹 Ponte en forma si no lo estás. No hagas ejercicio ¡muévete! Busca la manera que más te guste para darle brío a tu cuerpo y empieza a desarrollar el hábito.

🌹 Comparte tus sentimientos con tus amigas de confianza y también con tu pareja e hijos (si los tienes).

¿Te has sentido reflejada en alguno de estos puntos? Si te apetece, puedes dejar tus comentarios, para que otras mujeres al leerlo puedan sentir resonancia y acompañamiento en el camino. ¡No estamos solas!
Gracias.

Con Amor 💗
Mónica Manso

Minimalismo: simplificar la vida eliminando el exceso, viviendo solo con lo que es necesario e indispensable.

La tendencia minimalista defiende la liberación del espacio físico. Esta liberación del espacio físico también tiende a pensar en el medio ambiente ya que en el mundo en el que vivimos, no hay ‘eliminación’ o ‘basura’, pues todo queda aquí, entre nosotros.

¿Has reflexionado sobre esto?

Ser minimalista hace la vida más ligera y feliz.

Yo lo he practicado siempre sin saberlo. No me gusta acumular, siempre he sido de tirar y reciclar, aunque en algunas ocasiones me haya arrepentido y haya echado de menos aquella prenda de ropa que ahora sería de lo más vintage.

Conforme vamos avanzando en edad, el minimalismo se convierte en un ’must’. Hacer el ejercicio de irse despojando poco a poco de lo superfluo, te prepara para ese ‘soltar’ interior de las capas y capas de creencias, condicionamientos y patrones de actuación que ya no necesitas, y que te permitirá ser más ‘tu misma’, en esencia..

¿Te unes al movimiento minimalista?

Con Amor 💚
Mónica Manso

¡Stop síntomas menopausia! ¿Cómo? Hoy quiero hablarte de la palabra ‘síntoma’ y como esta palabra contribuye a la negatividad asociada a la #menopausia

¿Qué te pasa cuando oyes la palabra síntoma al lado de de la menopausia? Que automáticamente lo asocias a enfermedad.

He buscado la definición de síntoma y dice: Alteración del organismo que pone de manifiesto la existencia de una enfermedad y sirve para determinar su naturaleza.

¿Sabes que hay casi 40 síntomas tipificados para la menopausia?

Eso significa que estamos muy enfermas❗ Y tu bien sabes que no es así.

La red y los mensajes de la sociedad están inundados de esta palabra. No paro de verla por todos los lados. Y toda la mercadotecnia asociada a ella.

Basta ya de esta historia ❗ No estamos enfermas.

Estamos en un proceso de transformación muy profunda que vivido con consciencia tiene un gran potencial de crecimiento interior para nuestras vidas 🦋

No dejes que esta situación siga y siga.

 Así que te animo a partir de ahora a sustituir la palabra síntoma por ‘señales’ o simplemente ‘cambios ‘.

La palabra  síntoma te desempodera para dar el poder a los que se supone que saben, la medicina convencional,  y la palabra cambio, o señales, te empodera  porque tú puedes hacerte cargo de ello.

Que al final no es otra cosa que hacerte cargo de tu salud, y de la necesidad de hacer un cambio en el estilo de vida, porque en lo profundo es lo que nos está pidiendo  el cuerpo.

Un estilo de vida que comprenda una buena nutrición y movimiento del tipo que sea,  para mantener nuestro cuerpo y nuestra energía activa.

Porque al final son solo eso, cambios por el proceso de hacernos mayores, de envejecer, no es solo por la menopausia.

Así que bella, te animo a desterrar de tu vocabulario la palabra síntoma de una vez por todas  .

Cuantas más seamos, más pronto cambiaremos esta visión negativa y la sustituiremos por una visión de poder y sabiduría interior.

Con Amor,

Mónica Manso

 

Hoy damos la bienvenida a nuestro colaborador masculino: Javier Freire,  un hombre muy especializado en la mujer.  ¿Te suena extraño?  A mí al principio también, pero cuando le conocí, todas mis sospechas se deshicieron ante su compromiso y su afán por ayudarnos y guiarnos. Es único. Te dejo con él.

Soy Javier Freire coach mentor y facilitador del empoderamiento femenino en las áreas de reinvención emocional,  liderazgo y negocios.  

Cierto es que no soy un experto en temas de menopausia, sin embargo estoy viviendo esta etapa en primera persona acompañándo a mi pareja y viendo cada día como opera en ella este terremoto emocional llamado menopausia.

¿Cómo lo veo yo desde fuera?, como un cambio mental, emocional y espiritual muy profundo.  Reacciones emocionales impulsivas, cambios de humor, trastornos del sueño… Sin embargo, veo que se trata de un proceso muy creativo y muy empoderante.  Escuchándola y siempre que pueda, ya que yo también soy un ser humano, acompañándola con sensibilidad, entendiendo qué le esta pasando y con continuas conversaciones de corazón a corazón, aunque a veces puedan saltar chispas, estoy convencido que es una etapa de máxima expansión y empoderamiento para ambos.

Existen dos claves muy potentes para acompañaros a las mujeres en esta fase de vuestra vida:

1) Empatía bidireccional. Es muy importante acompañaros a las mujeres, y ponernos en vuestros zapatos a la vez que vosotras seáis conscientes de lo que estáis viviendo para poder comunicar vuestra situación tanto a vuestra pareja como a vuestro entorno más cercano. Vamos entre todos a naturalizar la menopausia para poder disfrutar de esta etapa. 

2) Redescubrir tus valores. Se que se tambalean tantas cosas… Se mueven cuestiones filosóficas, de pareja, de hábitos diarios, de relación con los hijos, autoestima…, es super importante hacer un “reset”, reflexionar con una misma y descubrir los valores actuales y las preferencias para poder vivir esta etapa con máximo poder.

Te doy un ejemplo de valores que podrían ir acordes con esta etapa:

Autocuidado
Libertad
Escucha interna,
Asertividad
Empoderamiento femenino
Desarrollo personal
Aceptación
Descanso
Independencia
Paz interior
Sabiduría
Creatividad
Aventura
Armonía interior
Naturaleza
Placer
Serenidad
Espritualidad

Te invito a que escojas 3 valores que para ti sería importante llevar al tu vida en el 2020 y que te comprometas a hacer las acciones necesarias para incorporarlos a ella.  Conviértelos en tu guía para la nueva década.

Te invito a que vivas esta etapa con ilusión y a que compartas tus sentimientos y evolución con tu entorno, para que ellos te puedan entender y acompañar. 

Un abrazo,
Javier Freire


Javier Freire
www.javierfriere.com

El mindfulness puede ayudarte a comer de forma más adecuada y a controlar el aumento de peso

Una de las consecuencias de la menopausia que más preocupan a muchas mujeres es el aumento de peso. La disminución de estrógenos provoca, a menudo, un aumento del apetito en un período en el que, además, el cuerpo disminuye su gasto energético de forma considerable. Si a eso le añadimos un estado emocional alterado, irritabilidad, nerviosismo, estrés y/o ansiedad que a menudo nos empujan hacia la nevera, es fácil entender porque nuestra balanza cada vez marca más. 

El mindfulness -también llamado atención plena- puede ser una herramienta muy útil para gestionar esta situación. Definido como la capacidad de estar en el momento presente, con atención plena, aceptación, no juicio y curiosidad…puede convertirse en tu mejor aliado a la hora de transitar por este periodo de tu vida lleno de retos y desafíos.  

¿HAMBRE FÍSICA O HAMBRE MENTAL?

Lo primero que tienes que aprender para gestionar tu peso es a diferenciar entre el hambre física (real), y el hambre mental (falsa). La primera responde a la necesidad de tu organismo de nutrirse para poder seguir funcionando con normalidad. La segunda, en cambio, es una sensación engañosa, no real, que se produce cuando nuestro estado mental o emocional está alterado y para calmarlo recurrimos a la comida.

Pero, ¿Cómo puedes diferenciar una de la otra?

Según la doctora Susan Albers, el hambre física se manifiesta del siguiente modo:

  • Te sientes físicamente baja de energía
  • Tu estómago o tripas pueden producir pequeños ruidos
  • Hace bastante rato (un mínimo de 2-3 horas) de tu última comida
  • La sensación de hambre ha ido apareciendo de forma gradual
  • Te apetecen/comerías alimentos de varios tipos
  • La comida te sacia; hay un momento en que ya te sientes llena y dejas de comer.

En cambio, el hambre mental se caracteriza por:

  • No tienes ninguna sensación física específica vinculada al hambre, al cansancio por falta de alimento o a la baja energía
  • Tu estómago está en calma: no hay movimientos, ni ruido, ni sensación alguna
  • Hace poco rato que has comido alguna cosa, aunque sea un tentempié
  • La sensación de ‘hambre’ aparece de forma abrupta y repentina, casi como un impulso incontrolable
  • Te apetecen sobretodo o exclusivamente alimentos dulces o grasos
  • A pesar de comer, no te sientes satisfecha. Te da la sensación de que la comida no reduce tu hambre y/o no te sacia.

APLICA MINDFULNESS Y COME SÓLO CUANDO SEA REALMENTE NECESARIO

Ahora que ya sabes cómo diferenciar la una de la otra, el tip es claro y evidente: sólo deberías comer cuando sientas hambre física. En cambio, cuando te secuestre el hambre mental, puedes aplicar varias estrategias para calmarte o bien para distraerte. Te cuento cómo:

La próxima vez que sientas hambre, haz un STOP. Para. Detente. No vayas automáticamente a por comida. En vez de eso, respira profundamente 3 veces y pregúntate: ¿Esto que siento es hambre física o hambre mental? Te recomiendo que te imprimas las características de cada una o incluso que las lleves anotadas en tu móvil o en una libretita que siempre lleves contigo, así te resultará muy fácil y rápido de consultar.

Lee detenidamente todos los síntomas de los dos tipos de hambre e identifica cuál de las dos sientes realmente.

Si sientes hambre física: adelante, come. Ahora bien, escoge siempre comida que sea realmente sana, el máximo de natural posible y elaborada de forma sencilla. Para los cambios físicos de la menopausia son especialmente aconsejables los cereales, las hortalizas, las frutas, el pescado, la carne blanca (pollo, pavo, conejo), los frutos secos y el aceite de oliva.  El té verde, la granada, el plátano o el chocolate negro con moderación también son grandes aliados. 

Ahora bien, si tras repasar las características te das cuenta que eres víctima de un ataque de hambre mental, tienes dos opciones: distraerte o calmarte. Si no tienes conocimientos de mindfulness, meditación o yoga, puedes empezar por la estrategia de distraerte. 

Puedes distraerte del hambre mental (hambre falsa) así:

  • Sal de la cocina o del lugar donde te encuentres si hay comida disponible en él
  • Ocupa tus manos con alguna actividad
  • Lee o escribe
  • Realiza algún ejercicio físico
  • Muévete: sal a andar, baila, muévete por el jardín…
  • Realiza cualquier actividad que no requiera mucha concentración ni sea difícil pero que te mantenga ocupada: responder emails, regar las plantas, ordenar, pintar mandalas…

Si la opción de distraerte no te parece atractiva o no te funciona, o si bien tienes experiencia en mindfulness, meditación o yoga, entonces apuesta por la segunda estrategia de gestión del hambre mental: cálmate. Para ello, puedes…

  • Practicar la respiración consciente (observar cómo el aire entra y sale de tu cuerpo a través de las fosas nasales durante al menos 5 minutos)
  • Estirarte y relajarte
  • Irte a la cama e intentar dormir
  • Darte un baño de agua caliente o una ducha relajante
  • Meditar
  • Calmar el cuerpo con técnicas de consciencia corporal como el escaneo corporal, el taichí, el yoga o simplemente haciendo algunos estiramientos suaves
  • Conectar contigo misma observando tus emociones, pensamientos y/o sensaciones físicas con amor, comprensión y aceptación
  • Socializar: llama a algún amigo o familiar, habla con tu compañera de trabajo si estás en la oficina, interactúa con un cliente, una vecina o con cualquier persona disponible… Intercambia palabras, sonrisas, conecta con otras personas…

Incluso puedes combinar las dos estrategias. Distraerte con alguna actividad y luego realizar otra para relajarte. 

Verás como el hambre falsa desaparece o, como mínimo, pasas tu a controlarla en vez de que sea ella quien te controle a ti. Te darás cuenta más pronto que tarde que lo más importante no es aprender a controlar tu tenedor sino tu mente. 

Pero lo más importante que tienes que saber y recordar es que TÚ eres más que tu hambre mental, que tu ansiedad e incluso que tu menopausia. Eres mucho mayor y mucho más poderosa que ellas. Sólo tienes que saber cómo gestionarlas y hacerlo una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez…Hasta que de pronto un día reconocerás que puedes seguir con tu vida, tal y como la desees, aún a pesar de la menopausia, la ansiedad, el hambre falsa o de cualquier circunstancia que te rete. Vive desde el amor, el autocuidado y la aceptación y responde con una sonrisa a cualquier reto que la vida te ponga delante. Porque tú eres siempre mucho mayor que cualquiera de las circunstancias que te toquen vivir. 

Recuerda:

  • Tu eres más que tu hambre mental y que tu ansiedad; puedes gestionar a ambas.
  • El hambre mental No es hambre real
  • Cuando sientas un deseo irrefrenable de comer, haz un STOP y pregúntate: ¿siento hambre física o mental?
  • Si tienes hambre física come pero escoge siempre alimentos ricos, variados, saludables, sin azúcar ni grasa.
  • Si tienes hambre mental, distráete o cálmate
  • Actúa y háblate siempre con amor, comprensión y aceptación profunda hacia ti misma.

 

Artículo escrito por:

Aura Costa
mindfulness trainer, periodista y conferenciante
www.optimismevital.com

Hoy te traigo algo que me hace mucha mucha ilusión: un podcast con una entrevista que le hice a la ginecóloga y obstetra holística y homeópata Arianna Bonato en la que nos da consejos para la vida sexual femenina y la menopausia.

Arianna ha sido mi ginecóloga desde hace más de 10 años.  Ella es pura sabiduría femenina. Es una experta en transgeneracional femenino y también facilitadora de círculos de mujeres que trabajan el libro de Clarissa Pinkola Estés ‘Mujeres que corren con lobos’.  Además ha acompañado a cientos de mujeres a tener un parto natural y respetado.

Arianna tiene una personalidad magnética y el don de la palabra. En esta entrevista, que a mi me parece oro puro y que te animo a escuchar con todo mi corazón, hablamos de:

  • Los tesoros que esconde nuestra vagina y la simbología de abrirla y abrirnos a lo femenino. 
  • Cuales son los problemas ginecológicos más comunes que tenemos las mujeres.
  • Cómo desarrollar nuestra madre interna.
  • Cómo podemos vivir mejor nuestro tránsito a la menopausia.
  • Cómo mejorar nuestra vida sexual en la menopausia.
  • Los sofocos y su simbología.
  • Consejos y cuidados para el climaterio y la menopausia.
  • Cómo influye el transgeneracional en la vida femenina.
  • La enseñanza principal de ‘Mujeres que corren con lobos’: la creatividad.

Para escuchar esta maravillosa entrevista haz click >>aquí<<

Ya te aviso que dura 45m y soy consciente de que no siempre disponemos de este tiempo, pero como es audio puedes ponértelo caminando por la calle, en el coche, cocinando, también puedes escucharlo en dos veces pero si tomas la decisión de  dedicarte este tiempo para ti, con una infusión y escuchándolo en presencia plena ya será una maravilla y un triunfo para tu autocuidado.

Para escuchar esta maravillosa entrevista haz click >>aquí<<

 

Te agradeceré que la compartas con aquellas amigas a las que creas que le puede interesar, y también que dejes un comentario debajo porque tu testimonio puede inspirar a todas las mujeres que pasen por aquí.  Gracias.

 

Artículo escrito por Eva Jiménez, psicóloga experta en relación de pareja.

El climaterio y la menopausia son etapas de grandes desafíos en el mundo de la mujer. Llegamos a este momento vital tras un largo recorrido en el que, según hayan sido nuestras experiencias, harán que estemos ahora en una u otra situación.

Quizá estemos en una relación de pareja de larga duración en la que llevemos 20 o más años juntos, en una nueva relación tras una separación o divorcio con o sin hijos previos, sin pareja…

Por mi experiencia clínica como terapeuta de parejas, he observado que las mujeres a partir de aproximadamente los 45 años y especialmente cuando llegamos a la menopausia ya no tenemos paciencia ni tolerancia para vivir una vida a medias, no nos conformamos con una relación insatisfactoria, queremos vivir, sentir, tener una vida plena.

En una etapa de la vida en que sentimos profundamente que toca cuidar de nosotras, aún cuando no sepamos cómo hacerlo o por dónde comenzar, ¿cómo podemos cuidar de nuestra relación de pareja? ¿qué desafíos puede presentar estar en pareja durante esta etapa?

No es lo mismo cuidar de una relación que empieza o lleva pocos años que cuidar de una relación que mantienes desde hace 20 o 30 años, los retos serán diferentes.

Pareja y menopausia

 

CÓMO CUIDAR UNA RELACIÓN DE LARGO RECORRIDO
Si sigues en una relación con tu primer o casi primer amor, con quien has compartido una vida, quizá la maternidad y crianza de vuestros hijos, entre otras situaciones vitales importantes, posiblemente conocerás el concepto de desgaste. Tu pareja es tu familia, pero quizá te cuesta sentirte comprendida a nivel profundo o mantener un deseo vibrante.

Esta etapa en la que los hijos han crecido es una oportunidad para reencontrarnos como pareja y dedicarnos el tiempo que no hemos tenido en etapas anteriores.

Las relaciones requieren un mantenimiento constante y es muy natural y frecuente que no hayamos hecho nuestros deberes, especialmente en etapas donde habían muchas distracciones externas; hijos, trabajos, familias de origen… por lo que la relación posiblemente presente temas pendientes, resentimientos y asuntos no resueltos.

Es importante tener presente que tu pareja no es tu enemigo, ni tampoco responsable de tu dolor. Actitudes y comportamientos de tu pareja pueden resultarte muy dolorosos, pero tu pareja es sólo un despertador. Tu dolor es debido a patrones propios y asuntos que necesitas elaborar, que pueden tener que ver con aprender a poner límites, conocer y expresar tus emociones con claridad, aprender a pedir lo que necesitas…

Las palabras sagradas son: tiempo, comunicación, empatía, expresión emocional a nivel profundo, compartir aficiones, disfrutar juntos…

 

CÓMO CUIDAR LA RELACIÓN CON UNA NUEVA PAREJA Y LA NUEVA FAMILIA QUE SE CREA
¿Qué sucede cuando nuestra relación terminó y estamos ahora con una nueva pareja? ¿cuáles son los desafíos? Aunque la persona con la que estemos sea más adecuada para nosotros que una relación o matrimonio anterior, llega un momento en que también se presentan desafíos, porque estar en pareja es una escuela de crecimiento y crecemos cuando frente al conflicto trabajamos las sombras que nos impiden expresarnos desde el amor.

Cuando hablamos de familias reconstituidas, un concepto que se refiere a parejas en las que al menos uno de los dos tiene hijos de relaciones anteriores, es frecuente caer en alguno de estos errores:

  • La precipitación: presentar o incluso irse a vivir juntos demasiado pronto.
  • El mito de la unidad familiar: querer hacer todo juntos sin que cada progenitor tenga tiempo y espacio con sus hijos además del tiempo compartido todos juntos.
  • La delegación: cuando se pretende que la pareja asuma responsabilidades con los hijos que no le corresponden sino que corresponderían al padre o la madre.
  • La culpa: sentirse culpable de cómo ha podido afectar la separación a un hijo y ser demasiado sobreprotector o permisivo.

Estas circunstancias crean tensión y conflicto en los hogares de parejas que están intentando dar una oportunidad a su relación y se encuentran que el amor y la ilusión con la que comenzaron queda frustrada con la realidad y el día a día que se va creando.

Si estás en una nueva relación pero no estás viviendo los desafíos anteriores, es momento de disfrutar de esta nueva etapa. Cuida de la relación manteniendo la comunicación honesta y constante con tu pareja. No evites abordar temas conflictivos y revisa cuales son los aspectos propios que la nueva relación confronta en ti, qué te mueve a revisar.

Separarse es transmutar, mudar la piel, y la nueva relación es una nueva oportunidad para disfrutar de la vida en pareja sin las limitaciones ni dolor anteriores.

Aún así, seguirán apareciendo oportunidades para crecer a veces a través del conflicto. Ante ello, dedicaros tiempo, comunicad con empatía, expresad vuestras emociones con detalle, vivid vuestra sexualidad de manera profunda y sagrada.

Nuestro yo más profundo cuando llegamos a la menopausia pide sanación y reconciliación. El masculino y femenino sagrado que hay en cada uno de nosotras pide ser sanado para dejar de proyectar esa lucha interior en la relación. Ojalá que la luz ilumine nuestras relaciones y el Amor siempre prevalezca.

Eva Jiménez
Psicóloga Experta en Relación de Pareja y Comunicación
www.evajimenez.net