Estamos llegando a la época de invierno. Los días se acortan, y la oscuridad de la noche se anticipa cada vez más. Entramos en una fase de desaceleración e interiorización, con el objetivo de preservar la energía y obtener calor.

En medicina china, el invierno está asociado con el elemento Agua, que se relaciona con los riñones y la vejiga. No es raro que en este momento se manifiesten debilidades en esos órganos. Por ejemplo, la función suprarrenal se pondrá a prueba en esta época del año y si vivimos jornadas de trabajo largas y estresantes, nuestras reservas de energía se sentirán disminuidas. Otras manifestaciones típicas del agotamiento de la energía del riñón serían: asma, debilidad en la parte baja de la espalda o las rodillas, heces blandas, aumento de la micción, retención de líquidos y disminución de la líbido.

Sin embargo, podemos contribuir a nutrir esta energía de Riñón cuidando nuestra alimentación en esta época del año. Según la medicina china en los riñones se almacena nuestra energía y vitalidad y el sabor salado se relaciona con ellos por su capacidad energética de descenso e interiorización. Cuando hablamos de sabor salado nos referimos al sabor intrínseco del alimento, no a añadir más sal a nuestras comidas, que precisamente tendría el efecto contrario, debilitar aún más la energía de los riñones y el corazón. Las fuentes beneficiosas de sal proceden de las algas, el miso, las sardinas, la sepia, el pescado blanco, el mijo y la cebada. Se debe prescindir de alimentos enlatados o industriales porque llevan mucha sal añadida.

En general, es mejor concertrarse en la preparación de comidas simples, de naturaleza caliente y bien cocinadas para facilitar la digestión, como sopas y guisos, y alejarnos de los fríos. Por lo tanto, recomiendo a mis clientes que reduzcan las ensaladas, el sushi, las bebidas frías, los lácteos en general, y por supuesto los helados, ya que todos estos alimentos son energéticamente fríos y demandan demasiada energía para metabolizarlos.

Aquí te dejo algunos alimentos y especias apropiados para mantener el calor corporal y tonificar nuestra energía en invierno:

Nueces
Clavo
Jengibre
Corteza de canela
Frijoles negros
Cebolla / puerro / cebolleta / ajo / cebollino
Cordero
Pollo
Salmón
Trucha
Mejillones
Hinojo
Batata
Jalea real y polen de abeja
Almendras
Castañas
Micro algas: espirulina, chlorella, kelp
Alga kombu
Lentejas
Setas
Arroz integral
Avena
Cúrcuma

De la misma manera que la noche es la hora yin del día, el invierno es la hora yin del año. (En otro post hablaré del concepto yin y yang). Hasta cierto punto, es natural y saludable sentirse menos energético y social que en verano, cuando nuestra energía yang es máxima. La energía yin de esta época nos anima a descansar, reponer nuestros depósitos y cultivar la energía interior. No hay nada malo en aceptar que tu cuerpo pida más descanso. Cómo te sentirías si tu jefe te acortara los momentos de descanso en el trabajo?, pues así se siente tu cuerpo cuando te resistes a irte a la cama media hora antes: cansado y enojado. Ten en cuenta que al descansar estás permitiendo que tu cuerpo sane de cualquier sofreesfuerzo sufrido durante este año plantando las semillas para la próxima primavera y verano.

Si deseas un estudio más personalizado sobre qué alimentos son más apropiados para ti en esta época del año según la alimentación energética, ponte en contacto conmigo.


Julia Valiente
Experta en Medicina Tradicional China y Nutrición Energética
w.acupunturaenergeticabarcelona.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *